Páginas

jueves, 2 de noviembre de 2017

Curiosidades: guion y reclamo. Analogías.


Hoy veremos un recurso que podría parecernos curioso, pero que existe, con ligeras diferencias, tanto en literatura como en música.
Su objetivo es el de agilizar y  facilitar la fluidez de la lectura, tanto literaria como musical.




Si miras con detenimiento las páginas de este libro, verás en el margen inferior derecho de la página izquierda la palabra THE, suelta y sin aparente relación con el texto.
Fíjate que lo mismo pasa en la página derecha, en que aparece, si bien algo cegada, la palabra Again.

¿Cuál era el sentido de estas palabras?
Pues anticipar el texto venidero mientras volteamos la hoja o mientras que nuestros ojos recorren la distancia que los sitúe en la página siguiente. Es decir, no se debían pronunciar dos veces: solo es una ayuda para acortar la pausa que naturalmente se produce en la lectura.
Esto se llama reclamo.

La RAE da como una de las acepciones de la palabra reclamo la siguiente explicación: "Palabra o sílaba que solía ponerse en lo impreso, al fin de cada plana, y era la misma con que había de empezar la plana siguiente."
El reclamo es, pues, la sílaba o palabra que se colocaba en la parte inferior derecha de la página para indicar cómo empezaba la página siguiente, y con esto facilitar la fluidez de la lectura en voz alta. Al parecer se usaron reclamos hasta el siglo XIX.

Veamos ahora qué encontramos en la música.
En los libros gregorianos escritos sobre el tetragama en notación cuadrada, nos encontraremos también con pequeñas notas, algo deformadas, al finalizar cada línea.
Tampoco estas notas debían leerse, tocarse o cantarse dos veces. La primera es solo un anticipo de lo que vendrá.
En el caso de las partituras, sin embargo,  no solo aparece al finalizar cada página -como sucede con los reclamos- sino que se escribía al término de cada línea del tetragrama, y se llamaba guion.

Podemos ver ejemplos de estos signos en cada partitura de ese periodo.
¿Has podido identificarlos? Mira detenidamente.


Verás aquí, en rojo, el guion de una línea anticipando la nota con la que comienza la línea inferior, ambos redondeados en rojo.


martes, 6 de junio de 2017

Trabajos de alumnos inspirados en obras del siglo XX


En esta entrada veremos pequeños trabajos de los alumnos, frutos de la inspiración generada al exponerse a las distintas y eclécticas manifestaciones musicales del siglo XX.

Empecemos por ver una obra de Carolina Todorov, quien tomó como referencia a Steve Reich.

Comenta Carolina: "Para hacer este trabajo me he inspirado en el minimalismo de Steve Reich, esto quiere decir que recurre solo a lo esencial para crear música.
 En mi caso he recurrido a sonidos básicos como el choque de un cubierto en una taza intercalándolo con sonido bucal y chasqueo de dedos, y así he conseguido hacer música contemporánea del siglo XX."





Isabel Aguayo Amor hace su particular versión del Poema sinfónico para 100 metrónomos, de Ligeti, de esta creativa manera.





Diego Lozano, pianista y entusiasta músico, comenta acerca de su obra:

"Este es el trabajo que he hecho de la canción Glassworks de Philip Glass. 
El primer minuto del audio es la canción original tocada por mi y despues mi variación, he hecho esto para que se viera mas evidente la diferencia ya he cambiado la clave de FA, usado tresillos y cambiado algunos acordes."





Trabajo de Julia González Velázquez, del Beata Filipina, inspirado en Philip Glass.





Manuela Gómez Salazar describe su propuesta:

"El proyecto que he hecho esta inspirado en Steve Reich un compositor estadounidense. En concreto en esta obra https://www.youtube.com/watch?v=lzkOFJMI5i8
Lo que este compositor hace es el uso simple y repetitivo de un sonido, es decir el mismo sonido una y otra vez con la única variación en el tiempo.
Lo hice colocando el ritmo de las palmas en una especie de pirámide invertida para que el sonido empezara y después el sonido se haga más fuerte y al final de nuevo un solo sonido (el sonido con el que lo hice es de un juego de palmas que aprendí en la escuela)."


https://soundcloud.com/carolina-monacci-rusca/manuela-gomez-salazar


Trabajo de Alonso Niembro Rojas, de El Carmelo Teresiano.

 Sobre su obra, dice: "Mi audio es básicamente una variación de Variations pour une porte et un soupir, pero en mi caso con otros elementos: una flauta, un golpe a una mesa y un sonido con la boca. Es una pista de audio que en mi opinión muestra que cualquier persona puede hacer una “obra de arte”, si nos situamos en el contexto artístico del Siglo XX, mi “obra” se llama “Symphonie pour une flûte, une table et un son aléatoire”.

https://soundcloud.com/carolina-monacci-rusca/symphonie-pour-une-flute-une-table-et-un-son-aleatoire-alonso-niembro


Aída Martínez Calzado justifica su composición:

"Me he inspirado en el tema de Steve Reich "music for pieces of wood" que no es ninguno de los enlaces de tu blog pero que aparece a la derecha. En este tema el compositor utiliza instrumentos de percusión que se van añadiendo uno tras otro con diferentes ritmos. Su objetivo es que a través del ritmo, el tiempo cobre otra dimensión, difuminando el significado del compás y, entonces, la experiencia se vuelva intensa y profunda. Parece una música ancestral. Yo he tratado de hacer la misma estructura y con el mismo objetivo con las teclas del ordenador, ir añadiendo diferentes ritmos y mezclándolos."


https://soundcloud.com/carolina-monacci-rusca/aida-martinez-calzado


Raquel Muñoz comenta acerca de su composición:

"Hice esta composición basándome en la obra de Luciano Berio,
Sequenza III. Fui imaginándome sonidos con las cosas que tenía a mí alrededor y haciendo sonidos que salían por sí solos. Está más descompasado y menos agrupado que el original pero opino que ha
sido un buen resultado. Además he incluido objetos y otras cosas aparte de mi propia voz para darle más cuerpo, y sinceramente me ha gustado el resultado y creo que he expresado bien lo que me inspiró su obra".




https://soundcloud.com/carolina-monacci-rusca/raquel-munoz


Trabajo de Irene Latorre, inspirado en las célebres Vexations de Erik Satie.

 Comenta: "La relacion de mi trabajo y la obra sería que ya que en la obra que he elegido,Vexations, se repite la misma melodía 840 veces yo he querido hacer lo mismo con la flauta y durante 1 minuto 20 segundos repetir las mismas notas."

https://soundcloud.com/carolina-monacci-rusca/irene-latorre-vexations


Trabajo de Lydia Gutiérrez Muñoz, basado en la misma obra de Satie.
Dice la autora:
Es una secuencia de cinco sonidos, repetidos dos veces y al final un chasquido. Como la obra que he elegido tiene que ser repetida 840 veces, a ver cuántas veces es capaz la gente de repetir esa secuencia.







Ruth Conde Nieva se ha inspirado en el movimiento Fluxus, en especial en el Poème symphonique compuesto para 100 metrónomos, de György Ligeti para realizar esta obra.




Roberto Canales Font hace este trabajo siguiendo los pasos de Steve Reich y su música pendular.



Laura Gil Lozano, inspirada en las Variations pour une porte et un soupir, de Pierre Henry, realizó esta versión original y así justifica su composición:


"Pierre Henry (9 de diciembre de 1927, París) es un músico francés considerado como el creador, junto con Pierre Schaeffer, de la llamada música concreta y uno de los padrinos de la música electroacústica. A continuación le enviare el video que he hecho, en el que se oyen muchos ruidos. Mi obra se refleja con la creación de la puerta y el suspiro ya que en dicha obra se oyen muchos ruidos diferentes que no tienen que ver unos con otros pero siguen siendo ruidos, como en mi obra, por ejemplo tienen en común el ruido de una puerta al cerrarla".




Natalia Espinosa Hoyos, tomando como fuente el Risveglio di una città, de Luigi Russolo, futurista, compuso esta obra original.





Daniel Campaña Izquierdo justifica así su obra:

"Escuchando el Risveglio di una città, de Luigi Russolo, se me ha ocurrido hacer algo parecido pero con diferentes ruidos, en este caso son bolis cayéndose sobre diferentes lugares y que posteriormente he juntado sus audios."

https://soundcloud.com/carolina-monacci-rusca/daniel-campana-izquierdo



Carmen del Pilar Gayo Ariza ha realizado esta composición y así la justifica:

"Esta idea se me ha ocurrido escuchando:les variations por une porte et un soupir.Fue creada por Pierre Henry y se creó el 27 de junio de 1963,en la iglesia de Saint-Julien-le Pauvre en París.
Esta obra la he creado intentando que se parezca al sonido de las puertas,pero lo he hecho con una batidora.En la variación de las puertas había un suspiro,pero en este caso encaja melódicamente poner un grito de terror en la estructura armónica ,ya que la batidora es un sonido parecido a la motosierra, típica en las películas de terror y miedo."


https://soundcloud.com/carolina-monacci-rusca/carmen


Irene Martín López explica así los fundamentos de su trabajo:

"Me he inspirado en Russolo (La Pioggia) ya que sus sonidos me han hecho darme cuenta de la cantidad de sonidos que podemos hacer en casa.
Por eso he llamado a mi trabajo Los sonidos en casa."



Lidia Jerez Pardo ha hecho una obra con reminiscencias del Stripsody, de Cathy Berberian.

https://soundcloud.com/carolina-monacci-rusca/lidia-jerez-pardo



Lucía Moya Domínguez comenta: "Este trabajo Lo he realizado con armarios y un objeto cuyo sonido representaba el suspiro, me he basado: Pierre Henry - Variations pour une porte et un soupir (1963)."





María Sanz Lopesino fundamenta así su trabajo:


"Me inspiré en Luigi Russolo, de su obra "Risveglio dibuna Città, per intonarumori".
El propósito de la obra es que, Luigi Russolo, quería expresar la belleza de los sonidos que no se transmitiesen por instrumentos. Él jugaba con los ruidos, y los hacía ver como arte. Suele ser considerado como el primer compositor de música experimental "noise" de la historia por sus "conciertos de ruidos" de 1913-1914, y una vez terminada la Primera Guerra Mundial de París en 1921. También es uno de los primeros filósofos de la música electrónica."



Alba Rodríguez comenta así su trabajo:

"Me he inspirado por la obra Luigi Russolo Risveglio di una citta.
Suele ser considerado como el primer compositor de música experimental noise de la historia por sus "conciertos de ruidos" de 1913-1914, y una vez terminada la Primera Guerra Mundial, de París en 1921."



Beatriz Pulido Sánchez justifica así su trabajo:

"Aquí mi versión del Poema sinfónico para 100 metrónomos de Ligeti, de esta forma creativa.
György Sándor Ligeti (Dicsőszentmárton, Rumania, 28 de mayo de 1923 - Viena, 12 de junio de 2006) fue un compositor húngaro de origen judío (que residió en Austria y luego se naturalizó), considerado uno de los más grandes compositores del siglo XX. Entre sus influencias más notorias destacamos la música clásica de occidente, la música folclórica europea, el jazz, el arte visual y varios conceptos extramusicales.
Mi trabajo está inspirado en las diferentes maneras que tiene la ciudad para despertarse, en este caso las diversas alarmas que los ciudadanos ponen a distintas horas y con distintas melodías y que todos tienen en común comenzar el día y al igual que los numerosos metrónomos, mis alarmas van parándose poco a poco hasta quedar una alarma y el silencio."






David Gómez Rodríguez fundamenta su obra "Alarma sinfónica con seis relojes" de esta manera:


"Con sonidos habituales de la vida cotidiana puede surgir una composición sonora, como ha sido el caso de las alarmas de 6 relojes sonando al unísono".
 Me he inspirado en el Poema Sinfónico 100 metrónomos del compositor György Ligeti.(1923-2006).
 De origen rumano y de religión judía; es considerado uno de los grandes compositores del siglo XX. Además de componer operas y obras clásicas es  conocido por sus bandas sonoras en películas famosas, como 2001. Odisea en el espacio, el Resplandor."





Rodrigo Gordillo Merino dice:

"He basado mi trabajo en la obra de György Ligeti, "Poème Symphonique para 100 metrónomos.
György Sándor Ligeti  (28 de mayo de 1923) fue un compositor húngaro de origen judío, considerado uno de los más grandes compositores del siglo XX.
Para muchos músicos la composición no deja de ser un juego, un divertimento.
Escuchando la obra y pensando en alguno de estos, me ha recordado a un juego familiar, al que jugaba mucho de pequeño: el bingo.
En este caso, mis "intérpretes" han sido las bolas del juego.
Mi composición surge, en primera parte, del añadido de las bolas que provoca un sonido al chocarse entre sí y las paredes del bombo. La segunda parte es el sonido que resulta de ir sacando las bolas, el cual es más flojo hasta que desaparecen todos los "intérpretes" y finaliza la composición."





Manuel León Ruiz justifica así su trabajo:

"Para este trabajo me he inspirado en las obras de Reich, se citan como tempranos ejemplos de cómo los principios de la música minimalista han evolucionado a la par que los avances en la tecnología, y han servido de modelo para su aplicación en los bucles y el retardo («delay») en la música electrónica de baile contemporáneo. Otro paralelismo entre la obra de Reich y la música electrónica de baile es el énfasis en un mínimo de forma —en contraposición a un mínimo de material— en el que elementos sónicos como el timbre y la textura se utilizan para «acumular» sonido en una dirección vertical. La masificación, de hecho, ha evolucionado hasta convertirse en un movimiento de la música electrónica de baile en el que la extrema densidad se crea con un número relativamente limitado de elementos sónicos. Esta evolución se hace eco de una evolución similar en el trabajo de Reich, y de otros compositores minimalistas, que han pasado de la simplicidad a las combinaciones más complejas de pulsos y poliritmos. Los practicantes de la música electrónica de baile también han adoptado el «ritmo como melodía» («rhythm as melody»), estética que Reich adoptó después de estudiar los tambores africanos en Ghana y se enfrentan a los «repicantes timbres» («chiming timbres») producidos por las orquestas de gamelán indonesio. Exactamente me he inspirado en su obra pendular (1968), es pura música aleatoria en la que los péndulos, con un impulso inicial, se mueven y producen sonidos aleatorios. en mi caso, en vez de utilizar péndulos he utilizado dos pelotas las cuales las he tirado desde una altura determinada a destiempo y al tocar en el suelo cada una, se produce un sonido aleatorio."



Mario Blanco Sánchez comenta: 

"El vídeo es de música aleatoria basada en la corriente de música de cambios o music of changes del compositor John Cage.
He visto la obra "Water walk" de John cage y e intentado crear algo parecido pero con elementos diferentes a los que usaba John.
Él usaba una olla a presión, una bañera rellena de agua, un patito de goma, una regadera, un piano y otras cosas.
Yo para hacerlo un poco más original y no muy parecido he utilizado elementos como un cajón, unas tijeras y una sábana.
Lo que he hecho ha sido formar una serie en la que se iban añadiendo los sonidos comenzando con el cierre de un cajón seguido del sonido de las tijeras y luego he incorporado el sonido de una sábana agitada."




Alberto Camacho realizó esta obra basándose en Vexations, de Erik Satie, y acota:

"En Vexations la misma melodía se repite 840 veces y yo he hecho lo mismo repetir una melodía todo el rato de 1 minuto y 30 segundos con el piano."





Natalia Martínez presenta este trabajo: