Páginas

viernes, 24 de febrero de 2012

Ópera Carmen en 3D

Este trabajo paciente y laborioso amerita una entrada particular.
Es de Paula Jiménez. Sencillamente encantador.


Carmen
View more PowerPoint from psk_725

jueves, 23 de febrero de 2012

Trabajos sobre el singspiel La flauta mágica, de Mozart

Veamos ahora un trabajo de Andrea Castellano Verdasco






miércoles, 22 de febrero de 2012

Trabajos sobre la ópera Rigoletto, de Giuseppe Verdi

A partir del estudio de la ópera de Verdi los alumnos de 3º A realizaron trabajos de creación en distintos formatos basados en su argumento.
Los invito a disfrutar de algunos.

Trabajo de Daniel García Anés





Trabajo de Alejandro Mota Blanco


Continuación inventada de la ópera de Rigoletto:

Gilda sigue enamorada del duque, pero Rigoletto quiere convencerla de que no merece la pena. Gilda mira en la casa de Sparafucile y reconoce al duque disfrazado que va pidiendo vino y proclamando que no su puede confiar en ninguna mujer, el duque corteja a Madalena, la hermana de Sparafucile, y Rigoletto señala a Sparafucile como el hombre que debe morir. Después Rigoletto le paga al asesino y le asegura que él mismo volverá a recoger el cadáver. Cuando Madalena comprende que su nuevo amor morirá, ruega por su vida. Sparafucile decide matar a la siguiente visita que entre en la casa. No habiéndolo oído, Gilda decide salvar al duque. Llama a la puerta y recibe una puñalada. Rigoletto se lleva el cadáver en un saco y oye la voz del duque. Aterrado, abre el saco y ve a Gilda. Ella rogó perdón y muere. La maldición contra Rigoletto se ha cumplido.
Esto es lo que pasa en la ópera pero voy a cambiar el final:
Rigoletto aconseja a su hija de que se olvidase para siempre del duque que la iba a crear malas consecuencias como no empezase a olvidarse de él y se buscase a un novio en condiciones, no a un hombre que parece un niño pequeño que solo le gusta estar con mujeres.
Pero la hija dejó de hacer caso a su padre y no hizo lo que él quería con lo cual Rigoletto tenía que pensar que hacer para que dejase de pensar en él, aunque sabía que le habían hecho una maldición.
Su padre era tan cariñoso y humilde que ocultaba siempre a su hija en casa para que ni la conociesen no se sabía ni que Rigoletto pudiera haber llegado a tener una hija.
Lo que pensó en hacer con el duque no fue pensar en matarle pero si que le afectase mucho lo que quisiese hacer.
Rigoletto pensó que si se quejaba a la iglesia de lo que estaba haciendo de violar a todas las mujeres y dejar a cada una con las que se enrollaba porque el era un duque y no podía dar ese ejemplo frente a su mandato, no hay ningún duque que sea tan malo como él.
Con lo cual Rigoletto se quejó de que esto no podía seguir así, pero el sacerdote le preguntó que si acaso tenía pruebas, Rigolleto tenía la de su hija pero no se la podía mostrar, con lo cual le dijo que le espiasen durante varios días al duque.
Fueron por la noche a palacio a ver si estaba con chicas y se dieron cuenta de que no solo estaba con una mujer, no, estaba con un montón de mujeres, con lo cual sólo necesitaban una prueba de que lo habían visto, pero el poder que tenía el sobre su mandato era muy grande, así que optaron por contarlo a todo el pueblo para que hiciesen algo para parar con este descontrol del duque.
La hija de Rigoletto y las demás mujeres con las que habían estado con él lo negaban, pero Rigoletto y el sacerdote tenía una prueba que seguro que diría la verdad.
Le preguntaron que si tenía alguna mujer, el respondió que no.
Después le preguntaron que si le gustaban entonces los hombres, con lo cual el respondió que sí le gustaban pero que se acostaba con mujeres sólo para ocultar de que le gustaban los hombres, con lo cual ya dijo que era verdad lo que decía Rigoletto.
Al final el duque se marchó de palacio y no se le volvió a ver nunca más y pasó a ser duque Rigoletto, pero se olvidó de una última cosa, la maldición que le echó, lo que pasó con esa maldición fue que su hija acabó de querer al padre y se marchó con el duque, su mujer murió por envejecer, y en unos días le informaron a Rigoletto de que su hija lo había matado el antiguo duque por no dejarle en paz y por lo que su padre hizo, ya había concluido las malas acciones de Sparafucile pero también su maldición.


Trabajo de Alejandro Cuesta Casero




Rigoletto tras ver a su hija manchada de sangre, envuelta en el
saco en el lugar en el que tendría que estar el Conde de Mantua,,
se da cuenta de que se ha cumplido la maldición que le echó el
Conde Monterone.
Lleno de dolor y de ira decide vengarse del asesino Saparafucile
y del Conde de Mantua, lanzándoles una maldición viendo que
el efecto que causaba era de venganza, lo que en ese momento
más ansiaba ¡¡VENDETA!! ¡¡VENDETA!! ¡¡VENDETA!! ¡¡VENDETA!!
¡¡VENDETA!!, gritaba Rigoletto lleno de furia y airado.
Piensa tramar un plan de venganza.
No pegó ojo en toda la noche ingeniando su plan hasta
encontrarlo y ¡¡EUREKA! Ya tenía su plan de venganza. Rigoletto,
sin dormir, con los ojos inyectados en sangre daba vueltas por la
casa repitiendo:
“Raptaré a la hija del asesino Saparafucile, Magdalena, y enviaré
una carta a cada uno de los dos bellacos que me amargaron la vida
llevándose a mi hija Gilda. Al asesino Saparafucile le diré:

Tengo a tu hija y le dije a ella que habías muerto y nunca
más volverás a verla y aunque lo haga no te reconocerá. ¡Tú,
Saparafucile, me robaste a mi hija, yo te haré lo mismo, quiero
que te pongas en mi pellejo para que veas como se siente uno al
perder lo que más quiere y para que veas como se sintieron todos
los familiares de las familias a los que tú mataste. Se vendrá a vivir
conmigo, como mi hija, puedes estar tranquilo la trataré bien, ella
no me hizo ningún mal, pero no volverás a verla. Yo desde aquí te
maldigo y te deseo lo peor.
Firmado: Rigoletto.

La carta dirigida al Conde de Mantua dirá:

Querido amo por tu culpa y por tu ansia de robar la virginidad a
bellas mujeres, entre ellas mi hija, y de seducirla y engañarlas
solo para satisfacer tus viles propósitos, te envió esta carta con la
intención de amargarte la vida como tu hiciste conmigo, ya que por
tu maldita culpa mataron a mi hija por ser un mujeriego, diciéndote
que la única mujer de la que tu te has enamorado, Magdalena,
no la volverás a ver nunca más y desde aquí te maldigo cada vez
que salgas a la calle para cortejar o seducir con tus encantos a
otra mujer la cara de tu querida Magdalena te vendrá a la cabeza
y no la olvidaras nunca y tampoco te olvidaras del daño que me
causaste después de estar años y años riéndote tus gracias aunque
no tuviera sentido reírse de la gente desafortunada como yo, ahora
entiendo el odio que tenían hacia a ti.
Firmado: Rigoletto.”

El Conde, al recibir la carta de Rigoletto, preocupado por la
maldición ejercida sobre él, sale rápidamente a la calle vistiendo
sus mejores galas intentando cortejar y seducir a la hija
del herrero, Estela. Esta tarea que anteriormente le habría
resultado “pan comido” ahora no lo conseguiría ni por mucho que
lo quisiera, al principio todo salio bien la canto para enamorarla
con halagos pero de repente la cara de su querida Magdalena le
viene a la cabeza y pegó tal brinco que casi toca las nubes con la
cabeza y gritó de tal manera que espantó a todas las palomas de
10 kilómetros a la redonda, corrió rápidamente a la fuente más
cercana dando numerosos empujones hasta llegar a ella, espantó
a los mendigos y a alguna nodrizas que estaban lavando las ropas
de sus amas, y se lavó la cara varias veces diciendo para sus
adentros :
”No es verdad, no puedes ser verdad, habré pasado mala noche,
quizás esté enfermo, es más anoche no cené, será ese el motivo,
esto es una alucinación, tonterías del jorobado Rigoletto “una
maldición” dice el ingenuo, ni que fuera un brujo o un mago, y se
rió de manera asustada intentando tranquilizarse (reir por no
llorar de la preocupación) hasta estar completamente mojado
como recién salido del río, miró de nuevo a la hija del herrero

Estela y se volvió a asustar de tal manera que se calló dentro de
la fuente, ya empezó a entender que quizás no eran paparruchas,
sino que tenia razón que le había maldecido de verdad. Salió de la
fuente y fue corriendo a su casa, cerró la puerta de un portazo,
se tumbó en el suelo gritando ¡¡POR QUÉ A MI!! ¡¡¿¿POR QUÉ??!!
¡¡¿¿POR QUÉ??!! ¡¡¿¿POR QUÉ??!!..... Y nunca más volvió a salir a
la calle.
Rigoletto dejó su trabajo de bufón del Conde y montó su propia
tienda de máscaras y disfraces con ayuda de su nueva hija que
era la que le ayudaba a tejer los vestidos.
A las pocas semanas por la calles corrió el rumor de que el Conde
de Mantua había muerto por falta de alimentos, otros decían
que se había vuelto loco, que se había dejado morir, no quería
vivir después de lo que había hecho a Rigoletto y de la maldición
ejercida sobre él. Rigoletto se entristeció mucho pero hizo
todo lo posible para que Magdalena no se enterase. Después de
la muerte del Conde de Matua, Rigoletto permitía a Magdalena
tener más libertad para salir, ya podía salir con sus amigas y dar
paseos a lugares diferentes a la iglesia.
Mientras tanto Rigoletto habló con todas las personas de las que
se burló pidiéndoles perdón, diciéndoles que él ya era un hombre
honrado, que había sufrido su pena y comenzó a hacer amigos.

Tras cinco años Magdalena se encontró con su padre por la calle
pero ella no le reconoció. Él le decía: hija, Magdalena, hija mía.
Y ella le respondió: lo siento, no le conozco, mi padre murió en
un asedio ya que era asesino y un hombre de poca fe y se dio
media vuelta para ir a rezar a la iglesia dejando a Saparafucile
tirado en el suelo llorando por lo que había hecho y de ese modo
Rigoletto también cumplió su maldición .

Pasó una primavera, otra, otra y otra y cuando la querida hija de
Rigoletto tenía 28 años le dijo a su padre:
Padre, ayer de vuelta con mis amigas de realizar mis oraciones
me encontré con el hijo del maestro, ese mozo tan guapo, ya
habíamos quedado varias veces y decidió que me invitaría a cenar
esta misma noche querría saber si tu…
Rigoletto, sin dejarla terminar la frase, la dijo: por supuesto, por
supuesto. Ella, llena de alegría, le besó y le dio las gracias. Tras
un año de estar saliendo Magdalena repetidas veces con el buen
mozo Giuseppe, le pidió matrimonio y el padre le dio la mano de su
hija, se casaron y fueron felices con tres hijos.
Un día de invierno muy frío Magdalena fue a ver a su padre con
su familia rápidamente ya que su padre se estaba muriendo
debido a la edad, antes de morir Rigoletto dijo unas palabras :
Querida Magdalena te regalo este obsequio para que me lleves
contigo siempre, te quiero.
Ella llorando con una lágrima deslizándose por su mejilla derecha
le abrazó, le dio un beso y le dijo: yo también te quiero PAPA,
y recogió su obsequio que resultó ser la joya que llevaba en la
mano Gilda cuando estaba en el saco ensangrentada que Rigoletto
la arrancó con tristeza de su fría mano a la vez que se lamentaba.


Trabajo de Adrián Cuesta Casero



Rigoletto tras ver a su hija envuelta en la lona depositada en la
barca, ensangrentada cogió en la mano la joya que había utilizado
el Duque para cortejarla y juró por los dioses que se vengaría de
ellos.
Lleno de ira hacia el asesino Sparafucile que le había traicionado
matando a la persona que mas quería y hacia el Duque de Mantua
por haber violado a su hija y a muchas otras mujeres.
A partir de ahora Rigoletto no se reiría de sus gracias y
desprecios a otras mujeres sino que se vengaría de ellos dos…
Pero lo que Rigoletto no sabía era como hacerlo, pasó varias
noches en vela ideando un plan hasta que… “¡YA LO TENGO!” dijo
Rigoletto.
Su maravilloso plan era engañar a los dos hombres que le habían
arruinado la vida matando a su hija, sentía un dolor inhumano y
unas ganas de venganza que no le dejaban pensar con claridad.
Rigoletto fingió seguir teniendo lealtad al Duque y riéndose de
sus gracias, necesitaba que el Duque no sospechara nada de su
maléfico plan.
Cada vez que Rigoletto veía cómo el Duque no aprendía la lección
y engañaba a una mujer tras otra, se le iba acumulando más ira,
pero apretaba la mandíbula, cerraba los puños con gran fuerza
hasta que conseguía dejar de pensar en su hija y el dolor que le
había causado a ella como a otras muchas mujeres. Hasta que un
día tras ver que una de las jóvenes a las que el duque violaba, la
hija del posadero, se suicidaba tras ver al Duque con otra mujer,
pensó Rigoletto que era la hora de llevar a cabo su plan.
A la mañana siguiente Rigoletto se despertó antes para ir a la
mansión del Duque, donde le hizo el desayuno como todas las
mañanas, una vez terminada esa tarea tomó un trozo de papel
y escribió una carta dirigida al Duque haciéndose pasar por el
asesino Sparafucile dictándole su sentencia:

Para mi querido “ amigo” el Duque de Mantua

Querido Duque de Mantua:
Al ver el poco afecto que le tienes a las mujeres, una de ella
mi hermana Maddalena , seguro que no la recordarás ya que
solamente la utilizaste, pero ella te recuerda muy bien y sufre cada
vez que te ve por la plaza con tu carruaje de lujosos tapices y tus
ruedas de oro, cada día con una mujer distinta.
La veo llorar por los rincones y yendo a la plaza para evitar verte.
Así que me gustaría reunirme contigo el sábado al caer la luna para
darte tu merecido y si no vienes iré en persona a tu mansión y te
acuchillaré las entrañas, vendiéndolas al posadero como si fuese
carne de cordero.

Firmado: Sparafucile.


Rigoletto la metió en un sobre y se la llevó junto con el desayuno
fingiendo no saber qué ponía en el interior.

La leyó y saltó de un brinco de la cama gritando.
- ¡RIGOLETTO, RIGOLETTO VEN CORRIENDO!- dijo el Duque
- ¿Qué te sucede querido Duque?- Rigoletto acudió.
- ¡Acabo de recibir una carta de un asesino a sueldo que me
amenaza de muerte!- decía el Duque tembloroso y nervioso en un
rincón de la habitación
- Tranquilo, tranquilo seguro que habrá sido alguna chiquillada de
algunos niños, como no le tienen mucho aprecio…- dijo Rigoletto
con retintín.
- No, ha dejado su huella ensangrentada – gritaba el Duque
- A ver, déjeme ver. – Tras unos minutos le volvió a decir- Bueno
relájese señor, lo que debe hacer usted es matarle antes de que
él lo haga con usted
- ¡¡Muy buena idea Rigoletto!!

Al día siguiente Rigoletto fue a la posada de Sparafucile, antes
de entrar se fijó en un banco donde se encontraba la hermana de
Sparafucile , Magdalena llorando, sintió un amargo pensamiento
que le recordaba a su hija, pero siguió sin detenerse.
Una vez dentro dijo:
- ¿Dónde esta Sparafucile?
- Aquí – respondió
- Tranquilo no voy a hacerte daño, por lo de mi hija Gilda,
ya veo que hizo lo mismo con tu hermana, pero tengo la
solución, al yo ser su bufón personal se que ira a dar su
paseo solo el sábado al caer la luna y será tu oportunidad
para vengarte
- Gracias por la información, lo estaba deseando.

El sábado por la mañana Rigoletto se despertó y fue a la mansión
del Duque y cuando el Duque se terminó el desayuno hablaron

- Buenos días Duque, le traigo unos papeles que sería
conveniente que firmara.

- ¿Qué son Rigoletto? – decía el Duque limpiando y
engrasando sus armas de fuego que iba a llevar al duelo
- Son los documentos de la herencia, al no dejar usted
descendencia creo que si por algún casual esta noche usted
tuviera un percance, el mas conveniente para remplazar su
puesto sería yo.
- Tienes razón Rigoletto los firmaré encantado- decía a la
vez que empuñaba su arma diciendo - ¿Crees Rigoletto que
con esto le daré bien?
- Por supuesto señor Duque con su maravillosa puntería
y valentía no fallará. – decía mientras se reía
disimuladamente.
Llegó la noche y en el puente donde Rigoletto les había hecho
cruzar su destino se encontraron los dos a la vez, igual de
sorprendidos los dos sacaron sus armas y dispararon a la vez.
Ninguno falló.
A la mañana siguiente Rigoletto anunció su nuevo cargo social de
Duque ofreciendo cobijo a Maddalena, por haberse quedado sola.
Una vez allí por la noche, lleno de lujos y todo lo que un hombre
podía desear empezó a sentir algo que nunca había sentido, era
el deseo carnal de una mujer que no fuese su esposa, y al tener
a Maddalena en casa la cogió y la sedujo como hacía el anterior
Duque y finalmente la violó.
Una vez terminó pensaba .” pero… pero… ¿ Qué, qué he hecho?
Esto es la maldición del Duque! NOOO!!!!.”
Para no sentirse solo decidió contratar un bufón que le hiciera
reír. La hija del bufón hija era muy hermosa e ingenua. A la salida
de la iglesia el Duque la sedujo y la entregó la misma joya que
arrebató de la mano de su hija en su lecho de muerte.
Comienza de nuevo la Maldición.



Trabajo de Elena Serrano





Trabajo de Álvaro Mesas






óPera rigoletto
View more presentations from AnaCaroCarmelo.


Trabajo de Marta García Camacho





Trabajo de Carlota Albert



La cantata del café, de Johann Sebastian Bach. Trabajos de los alumnos

Luego de haber visto y estudiado en clase la cantata profana de Bach, Irene Torrijos realizó este trabajo sobre la obra del genial músico barroco.



sábado, 18 de febrero de 2012

Trabajos sobre la ópera Carmen, de Georges Bizet

 Luego de haber visto la ópera de Bizet , los alumnos de 3º B realizaron trabajos en diversos formatos.
Los invito a ver el primero, obra de Jorge Martínez Gallego.




Trabajo de Javier López Mancebo




Trabajo de Javier Castro Muñoz




Trabajo de Alejandro Mota Blanco


Continuación de la ópera de Carmen inventado:

Carmen va a la plaza de toros junto con Escamillo que va a empezar la corrida de toros, Carmen le desea buena suerte y que lo haga lo mejor que pueda y que lo diese todo.
Escamillo le da un beso a Carmen y entra en la plaza.
José se encuentra fuera de la plaza con Carmen cuando empiezan a discutir porque le correspondía José como novio en vez de Escamillo, Carmen se encara a José y le dice que no quiere continuar hablando con él de repente sale a correr Carmen porque sabía que si no le hacía caso la iba a matar José corrió detrás de ella durante un buen tiempo.
Al terminar la corrida salió Escamillo que había matado el toro y Carmen preocupada diciéndole que la iba a matar y a él también, Escamillo la pregunta que si se había marchado y si no te ha pasado nada y responde que sí que mejor llegar a casa cuanto antes.
Carmen no sabía que José había estado tramando un plan durante ella corría durante mucho tiempo que seguro que iba a caer en su trampa, lo que tenía pensado era pedir a su mejor amiga que saliese con él para dar celos a Carmen, así que se puso manos a la obra.
José fue hacia la fábrica cuando sabía que Carmen no estaba trabajando y se lo pidió ella lo aceptó encantada, es más si no fuese para darla celos ella estaría enamorada de él.
Fueron a una fiesta en un bar que había en el pueblo de Sevilla cuando vio a Escamillo con Carmen ella se fijó en José que estaba con su mejor amiga, pero a ella le daba igual porque era la novia del mejor torero de Granada así que pasó toda la noche sin hacerle caso.
Al día siguiente como vio que no hizo resultado su plan pensó en ya como no estaba interesada en él pues era quitarla el trabajo de la fábrica de cigarrillos, cuando ella se dio cuenta de que la habían despedido por culpa de José empezaron a pelearse y José acabó matando a Carmen para que no sufriese más ninguno de los dos, pero al final acabó por darse cuanta de que había matado a su amada que tanto la quería y se suicidó tirándose un tiro en la cabeza, cuando Escamillo se dio cuenta a él le dio igual que estuviese Carmen o no porque el sabía que siendo torero iba a encontrar novia sí o sí.




Trabajo de Daniel Gamarra

Carmen

-En este texto vamos a inventar un nuevo final para la grandiosa opera de Carmen , cuyo fin
sea actual es decir vamos a cambiar totalmente el sentido de la obra , espero que os guste .

-Se encuentran Carmen y Don José en la plaza de toros debido a que Carmen va con Escamilllo
de la mano entonces Carmen suelta a Escamillo y va a hablarle a don José .

Carmen: hola José ayúdame no aguanto más viendo como Escamillo mata a esos pobres
animales .

José: Esta bien te ayudare pero si me prometes que te casaras conmigo y dejaras de ser
bandolera .

Carmen : Está bien pero ayúdame .

José: vale y como detenemos a Escamillo .

Carmen: necesito que entres en los toriles José y te pongas este traje .

José: vale pero prométeme que no me pasara nada , ya que veía que llevaba un disfraz de toro

Carmen: te lo prometo pero corre ve que la corrida está a punto de empezar.

-José se va a los toriles y se pone el disfraz de toro

- Escamillo y Carmen hablan antes de que Escamillo salga al ruedo .

Carmen: Cariño quiero que hoy sea la mejor corrida de toda tu carrera y cuando le cortes la
oreja al toro lo hagas por mí .

Escamillo: así lo hare me esforzare al máximo tenlo por seguro .

-Escamillo sale a la plaza y se prepara para la llegada del toro . En ese momento sale el toro
que era José disfrazado .

- Empieza la corrida todo va bien hasta que Escamillo clava su espada en la espalda del toro y
este muere . Escamilllo le corta una oreja y se la ofrece a Carmen esta la toma creyendo que la
oreja de don José y Escamillo lo ha matado pero ve que la oreja del toro es de verdad . en ese
momento aparece José que lleno de tristeza y rabia va a donde esta Carmen y la dice:

José: eres el mismísimo diablo y sin esperar respuesta este la mata clavándole uno de las
banderines que se le clavan a los toros .

-Escamillo al ver que su amada ha muerto entra en cólera y se bate en duelo con José al final

de esta batalla , Escamillo acaba muerto y José es encerrado para el resto de su vida.


Trabajo de Jorge Mohedano Fernández



Carmen
Os voy a relatar una historia de amor que tienes una final muy triste y dice así:                             Hace muchos años en Andalucía para ser exactos en la ciudad de Sevilla había una joven famosa en la ciudad por su belleza la cual atraía a los hombres, se llamaba Carmen, ella era gitana y se dedicaba al contrabando de tabaco, un día paseando con sus amigas por la calle de Sevilla bailando se encontró con unos cuantos guardias civiles entre los cuales se encontraba uno que no se sentía atraído por Carmen al contrario del resto, pero Carmen estaba tan acostumbrada a que los hombres la siguieran y la desearan que al ver como aquel guardia civil llamado José no le hacía caso se lo tomó como un reto y le intentó seducir, José intentaba no dejarse llevar porque tenía novia y Carmen al ver que José no le hacía caso una rosa que siempre llevaba en la oreja se la tiró a la cara la cual José guardó y Carmen se fue al lugar donde hacían el tabaco cuando de repente salieron las amigas cantando y dando gritos diciendo que Carmen había pegado a una de las trabajadoras, cuando José entró vio a una de las trabajadoras tendida en el suelo con la cara sangrando, al ver esto José decidió detener a Carmen. De camino al cuartel Carmen intentó seducir a José cantando y bailando para él, esta vez consiguió seducirle por lo que soltó a Carmen, al ver eso los otros guardias encerraron a José en los calabozos durante un tiempo, al salir de prisión fue a buscar a Carmen que estaba bailando en la taberna rodeada de hombres, entre ellos estaban amigos suyos y el jefe guardia civil, Zúñiga, y un torero que le llamaba mucho la atención y se enamoró de él, Zúñiga le propone pasar la noche juntos y Carmen dijo que no porque quería devolverle el favor a José después de pasar un tiempo en prisión en vez de hacerlo ella, cuando José llega a lugar donde estaba Carmen suben los dos a la habitación donde Carmen baila para José pero al rato llegó el jefe de la guardia civil y en un forcejeo entre Zúñiga y José, Zúñiga cae por las escaleras y muere, al ver esto Carmen le propone que vaya con ella y su familia gitana y se dedique al contrabando, José accede, en el camino hacia el que iban a realizar el contrabando con clientes Carmen trata a José muy mal, de repente aparece el torero con el que bailo y cantó, Escamillo, del cual se enamoró Carmen, José preguntó que quien era y él le dijo que era el amante de Carmen porque lo había dejado con un guardia civil pero todo esto José no se enteró hasta este momento cuando Escamillo se lo cuenta, Escamillo le dice que va a torear en la plaza de la ciudad y ella quiere ir a verle, cuando va se encuentra a las afueras de la plaza a José que tiene una fuerte discusión con ella mientras Escamillo está toreando, esta discusión  finaliza con el desgraciado impulso de José al decir que si él no estaba con ella no lo estaría nadie entonces sacó un puñal y se lo clavó en la tripa, ella muere, él se arrepiente porque se da cuenta de que lo ha hecho mal pero él va a prisión. Todo finaliza con una muerte por amor.  

José y Carmen.   
   


Plaza de toros, en esta imagen sale Escamillo, José y Carmen.
Escena en la que muere Carmen.





Trabajo de Álvaro Sevillano Becerra









Trabajo de María Roldán y Miguel Ángel Puente



miércoles, 15 de febrero de 2012

Luisa Fernanda, secuelas. Trabajos de los alumnos


Luego de haber visto y estudiado la zarzuela Luisa Fernanda, de Federico Moreno Torroba, los alumnos de 2º A crearon secuelas.

Qué pudo haber pasado con los personajes, cómo se sintieron, qué recuerdos los visitaban...
Los invito a leer sus creaciones.


Trabajo de Carla Hernández


Pasaron dos meses, Vidal se sentía destrozado. Tenía ganas de hablar con Luisa
Fernanda, así que un día decidió enviarla una carta.

Querida Luisa Fernanda:

Hola, buenos días. Te escribo esta carta para explicarte cómo me siento y preguntarte cómo
estás, y cómo te sientes tú.

Lo primero de todo, voy a serte sincera y a decirte todo lo que estoy sintiendo desde ese día
hasta hoy.

Te diré todo muy claro y educado. Me siento traicionado, destrozado, manipulado... Tengo una
extraña sensación de agobio, tristeza..., como un profundo vacío en mi interior.

Hace ya dos meses que no sé nada de ti, quería decirte que te echo de menos, aunque sienta
un cierto dolor de rechazo hacia mi persona. Decirte que me acuerdo de ti cada segundo, y que
muchas veces pienso que ahora podría tenerte, pero no quise que fuera así, porque te quiero
de verdad, y prefiero que tú elijas con quién quieres estar para no hacerte sentir incómoda.

Tengo ganas de verte. Me alegraría mucho saber que te acuerdas de mí. Por favor quiero que
me escribas. Siento mucha intriga por saber qué tal estas. Para mí fuiste, eres y serás una gran
mujer. Eres guapa y bella, pero a la vez un poco inocente, no sé como puedes confiar en una
persona como Javier. Es el típico chico al que le gustan todas y lo único que quiere es fama.
Yo no soy así. Pero no quiero malmeter. Solo me importas tú.

Me encantaría verte y poder hablar contigo. Pero pienso que es muy difícil, así que me
conformo con que me respondas.

Muchos besos. Un saludo.

Vidal Hernando.


Unos días más tarde, Luisa leyó la carta y contestó. No os diré como se sintió. Prefiero
que lo leáis vosotros.

Querido Vidal:

Me alegro mucho saber de ti. Solo te escribo para decirte que quiero verte, y hablar contigo
pero en persona.

Antes que nada, quiero decirte que comprendo que estés así. Estaba enamorada de Javier,
pero me he dado cuenta de que no merece la pena. En estos dos meses he pensado y
reflexionado, y me he dado cuenta de que te quiero. Te he echado de menos.

Tenías razón no debía fiarme de Javier. Prefiero comentarte este asunto cara a cara. Pero sí te
diré que tenías razón que Javier es un mentiroso y un traidor. Dejemos de hablar de él.

Quiero que me perdones. Pero antes se que tenemos que hablar.

¿Podríamos vernos el sábado? Tengo muchísimas ganas de verte.

Por favor contesta.

Un beso.

Luisa Fernanda.


Y así hicieron. Aquel sábado se vieron, hablaron sus cosas. Vidal se enteró de lo mal
que le había hecho sentir Javier a Luisa. Esta le contó que nada más irse Vidal, fueron
a Madrid, y Javier la hizo sentir muy bien, la trataba como una princesa. Pero que esto
solo fue una semana. A los diez días se enteró de que pasó una noche de amor con la
Duquesa Carolina, y que todo esto era un plan para vengarse de los dos. Luisa regañó
con Javier, y no quiso saber nada más de él. Mientras tanto había estado destrozada,
desde ese día supo que se equivocó, que Vidal la quería de verdad. Luisa Fernanda
había olvidado por completo a Javier, y ahora solo pensaba en Vidal.

Tras varias horas de emociones, charlas, sonrisas y lágrimas; los dos comenzaron a
sentirse muy a gusto, tanto que solucionaron todos sus problemas, y comenzaron de
cero. Vidal la llevó de viaje y vivieron felices.

Mientras tanto la Duquesa Carolina y Javier comenzaron una relación, se casaron y
vivieron juntos. Pero un día llegó una muchacha nueva a la ciudad que enamoró a Javier.
Y Javier traicionó de nuevo a una dama. Carolina estaba tan enamorada de Javier que no
pudo soportar el dolor y se suicidó.

Más tarde Javier se enteró, se sintió fatal, y se dio cuenta de que lo suyo con esa
muchacha era un simple tonteo, pero no había amor. Así que decidió irse de Madrid para
no volver. Se quedó solo para siempre.

Doña Mariana y Bizco Porras también tuvieron una pequeña aventura sentimental. Tanto
que se casaron y vivieron juntos.


Trabajo de Ana María Espinosa

Zarzuela de Luisa Fernanda.

Mariana: pasados ya tres años de la separación con Vidal, Javier

volvió a la guerra y Luisa se quedó sola, pero no tan sola como

pensamos pues tenía un hijo de dos años que llamó Marcos, pero

ahora Luisa guardaba un secreto.

Luisa sorprende a Mariana hablando sola.

Luisa: ¿Mariana estás hablando sola?

Mariana: no, solo estaba pensando en alto (se dio la vuelta)

Entonces en ese momento entró en la plaza un mensajero buscando

a Luisa.

Mensajero: Luisa Fernanda la esposa de Javier, el general.

Luisa: contestó (con una gran sonrisa) sí, soy yo ¿qué quiere?

Mensajero: Luisa no le traigo buenas noticias ya que el mensaje es

que su querido esposo y buen general ha fallecido en una batalla.

Luisa: (con lágrimas en los ojos) no, Mariana dime que estoy

soñando no puedo perder lo único que tenia en la vida, (Mariana

cogió al niño y se lo llevó a su casa mientras el mensajero hablaba

con Luisa).

Mensajero: mi pésame señora, tendrá que ir a Extremadura a por

las pertenencias de su marido y el entierro será el próximo sábado

aquí en Madrid alas 11 de la mañana el tren saldrá hoy hacia las 8 de

la tarde a Extremadura.

Luisa: pero no tengo con quien dejar a mi hijo, (todavía llorando)

pero esto es muy precipitado.

Mensajero: hasta luego, señora y ánimo la vida sigue.

Mariana llegó corriendo con el niño a la plaza y le dijo a Luisa:

Mariana: Luisa estas bien no llores más, lo he escuchado todo bueno

vamos a casa a prepararte la maleta.

Luisa: (con voz temblorosa) vamos Mariana pero te voy a pedir un

gran favor, ¿te puedes quedar con Marcos esta noche?

Mariana: sí, claro para que están las amigas.

Fueron a preparar las maletas a su casa.

Salió hacia Extremadura esa misma noche, y le pasó algo muy

impresionante se encontró a Vidal.

Vidal: Luisa Fernanda ¿eres tú? (emocionado)

Luisa: (muy impresionada) Vidal cuánto tiempo sin vernos.

Empezaron a hablar, una cosa llevó a la otra y cuando menos

pensabá estaban los dos subidos en el tren hacia Madrid.

En la plaza de Madrid llegaron los dos felices y Mariana se

sorprendió mucho.

Mariana: (asustada) Vidal, Luisa, ¿qué está pasando aquí?

Luisa: nada solo nos hemos reencontrado y hemos estado charlando.

Vidal: cuanto tiempo Mariana, espero que estés bien.

Mariana: (corriendo a darle un abrazo) he estado muy bien te he

extrañado mucho.

Luisa: yo también te he extrañado mucho. (Con una gran sonrisa)

Vidal: chicas me alegro de que me hayáis extrañado; la verdad yo

también os he extrañado, ahh y una pregunta, ¿Dónde está Javier?

Ahh y este pequeñajo tan mono, ¿de quién es?

Luisa: (con lágrimas en los ojos y muy desilusionada) jajajavier ha

muerto en una batalla, justo en Extremadura y este precioso niño, es

mi hijo.

Vidal: (con cara de tristeza) mi sentido pésame, tú sabes que no nos

llevábamos muy bien, y me alegro de que hayáis tenido un hijo.

Luisa: (en silencio)

Mariana se fue con Marcos hacia el parque. Ya estando Luisa y Vidal

solos, Luisa dijo:

Luisa: (con cara de preocupación) te tengo que contar algo que me

ha sucedido durante estos últimos tres años.

Vidal: (con interés) cuéntame Luisa, tú sabes que puedes confiar en

mí.

Luisa: sí, lo sé, en realidad Marcos no es hijo de Javier;… es

hijo tuyo.

Vidal: (con la boca abierta y perplejo) se quedó en silencio.

Luisa y Vidal, Mariana y Marcos fueron juntos al funeral de Javier

Los cuatro se despidieron alegremente de él, porque ahora ya

tendría una vida mejor.

Pasado ya un mes, Vidal y Luisa se casaron y vivieron felices en

Madrid.

Ahora Luisa estaba con el único y verdadero amor de su vida.

FIN


Trabajo de Jorge Villa Bricio
































































Trabajo de Sheila Redondo


Diario de Vidal

Ya han pasado tres meses desde que Luisa Fernanda se fue con Javier.
Al día siguiente de que se fuera, el día de nuestra supuesta boda, me la
encontré. Cuando la vi, recordé todo lo que pasamos juntos, ella siempre
estuvo enamorada de él, de ese creído de Javier.

Intenté que todo fuera bien, pero sabía que ella no sería feliz conmigo,
por mucho daño que le hiciese ese canalla, siempre iba a estar locamente
enamorada de él, y respecto a eso, ¿qué podía hacer yo?

Recuerdo aquél día en el que la eché a los brazos de Javier, recuerdo cada
una de las palabras que le dije, cada gesto, cada mirada… Pero todo sería
mucho mejor para ella estando las cosas como están.

Ese día lo pasé realmente mal, puse todas las ilusiones en la mujer de mi
vida, la cuidaba, me preocupaba de ella, y aún así todo lo que recibí al final
fue dolor. Ese dolor que uno siente cuando está enamorado y la chica que
le gusta se va con otro, ese dolor es realmente fuerte.

Hace unas semanas, la gente va diciendo por ahí, que Luisa Fernanda y
Javier ya no están juntos. Él la dejó por otra, como siempre hizo. Pero esta
vez, Luisa Fernanda no se quedó junto a él, sino que volvió a buscarme.
Nos vimos hace unos días, ella me dijo que fue una locura irse con él, que
todo el sufrimiento que pasó por Javier no merecía la pena. Que se dio
cuenta, de que realmente me quería a mí. Se sentía culpable por querer a
Javier, un señor que le hizo daño durante mucho tiempo.

En ese momento no supe que responderla, tanto tiempo había pasado
desde entonces, tantas tardes recordándola, que ahora todo no sirvió para
nada. Intenté olvidarla, pero no pude, y cuando me dijo aquello me quedé
sin habla.

Pasado unos días, me di cuenta de que todavía sentía algo por ella. De
que en todo este tiempo, lo único que había hecho era pensar en ella y en
lo que le estaría sucediendo. Lo estuvimos hablando durante un tiempo,
reflexionamos sobre lo que pasó aquél día, y decidimos dejar las cosas
como están.

Pero al cabo del tiempo, volvió otra vez a mí. Me dio una carta, en la que
me decía como se sentía, como se había sentido utilizada por Javier, como
fue un error irse con él y dejarme a mi solo. La verdad, es que esa carta me
conmovió. Me hizo pensar muchas cosas, y no pude decirle que no. Nos
dimos una segunda oportunidad, esta vez sin pensar en la gente, ni mucho
menos en Javier.

Unos meses después, nos casamos, esta vez muy seguros de lo que
hacíamos. A la boda se presentó Javier, y ahí me di cuenta de si de verdad
Luisa Fernanda estaba enamorada de mí. Y así fue, nada más verle le dijo
que se fuera, que él había sido el error más grande de su vida, que la había
hecho sentir como una cualquiera, y que no iba a sufrir nunca más por él.
Que si tenía que sufrir lo haría por una persona que de verdad valiera la
pena, una persona como yo. Luisa Fernanda le dejó las cosas bien claras,
y Javier avergonzado, se fue de la boda. Ahí me di cuenta de que Luisa
Fernanda me quería, y por fin pude ser el hombre más feliz junto a ella.

Unos dos meses después, Luisa Fernanda y yo seguíamos igual de bien
que aquél día, pero un día me dijo que estaba embarazada. Yo no me lo
esperaba para nada, me quedé asombrado. Me costó encajar la noticia,
pero al cabo de unos minutos me di cuenta de que seríamos muy felices
formando una familia.

Por fin me di cuenta, de que a pesar de todo lo malo vivido, siempre acaba
en algo muy bonito y especial. Que pude pasar momentos de angustia
y desespero, pero ahora me doy cuenta de que todo eso sirvió para que
Luisa Fernanda y yo nos casáramos y para formar una familia. Una familia
que a partir de aquél día se apoyaría en todo, en lo bueno y en lo malo.
Una familia verdaderamente feliz.

Unas semanas antes de que Luisa Fernanda diera a luz, se encontró con
Javier. Éste la vio por primera vez embarazada y aún así siguió insistiendo
en que ella se fuese con él, pero ella ya no cayó en sus trampas, y le dijo
bien claro que jamás volvería a estar junto a un hombre como él.

Entonces Luisa Fernanda, cogió y se fue despidiéndole para siempre,
viviendo la vida junto conmigo y con nuestro futuro hijo.


Trabajo de Slawek Wisniewski

Vidal:

Hola, Luisa Fernanda

Luisa Fernanda Te envío esta carta para saber cómo te encuentras. Me
gustaría encontrarme contigo y hablar.
Luisa contestó: Sí, me gustaría quedar este sábado para hablar te cómo
te encuentras y que estás haciendo ahora.
Vidal contestó: Vale, quedamos este sábado.
Luisa contestó: Vidal te tengo una cosa que contar, pero no sé cómo
contártelo, bueno vale, te lo cuento jajajajaja, Vidal he dejado a
Javi por ti, porque me he dado cuenta que te hice muchísimo daño y no
me lo puedo quitar de la cabeza y te quiero pedir matrimonio.
Vidal contestó: Sí, nos casamos por todo lo alto.
Luisa Fernanda contestó: Vidal, vale lo celebramos por todo lo alto y
con todos nuestros amigos.
Y cuando se casaron lo celebraron con una gran fiesta y bailaron
muchísimo y se cansaron y se fueron a comer todos juntos y los amigos
les pidieron que se fuesen a dar un beso delante de todos, y se besaron
y lo celebraron con unos cuantos brindis y vivieron felices y comieron
perdices.

Trabajo de Julio de Blas

Y pasaron dos años …

Luisa Fernanda se encontraba incómoda con Javier pero esta se lo ocultaba ya que
tenía miedo de que este se enfadase. Hasta que llegó el día en que Luisa Fernanda
no pudo aguantar más y se enfadó mucho con Javier. Pasaron unas semanas y Luisa
Fernanda se empezó a acordar de Vidal, aquel hombre generoso y sincero al que había
roto el corazón yéndose con Javier, y le escribió una carta .

Querido Vidal :

Siento mucho lo que pasó entre nosotros. Fue culpa mía, no sé lo que le pude ver al
asqueroso de Javier, me estoy empezando a cansar de él. Además se comenta por
el barrio que sale con una chica alta y morena. Me gustaría que nos volviésemos a
ver, conozco un agradable bar en el centro de Madrid, por favor ven , quiero hablar
contigo sobre lo que pasó entre nosotros y si podríamos volver a retomar la relación.

Firmado:

Luisa Fernanda

A la semana siguiente concretaron la cita en un famoso bar de Madrid y allí hablaron
de lo que les había pasado a cada uno en estos dos largos años y se volvieron a
enamorar.

Luisa Fernanda se separó de Javier y este se fue a vivir con la chica con la que estaba
saliendo y Vidal y esta se casaron y fueron felices en un caserón que se compraron a
las afueras de Madrid.


Trabajo de Roberto Mohedano Vicente
 
Allí le dejan, Javier y Fernanda se van a Madrid. Van a empezar una nueva vida pero
Javier intenta alejar a Luisa de Vidal.
Javier se acaba cansando y en una cólera Vidal acaba insultando a todo el mundo.
Vidal.- ¡De que sirve no poder adorar a mi amada, no tenerla entre mis brazos en los
momento difíciles!
Aníbal.- Vidal, amigo mío contrólate. Esta pobre gente no te ha hecho nada.
Vidal.- Ellas están aquí felices con sus familias mientras que mi amada esta perdida con
ese idiota de Javier que tanto daño le a hecho. Pero no soy tonto, a este viejo no se le
engaña dos veces.
Aníbal.- Señor, usted no es viejo y nadie le ha engañado, simplemente se ha ido con
Javier.
Vidal.- Pero esto no va a quedar así
Aníbal.- A que se refiere Señor.
Vidal.- Como que me llamo Vidal que ese insensato de Javier lo va a pagar. Y esta vez
no le daré a su caballo y con todo lo que he hecho por Luisa Fernanda y prefiere irse
con Javier le daré su merecido.
Tras dos años planeando su venganza, Vidal lo llevò a cabo.
Investigó el paradero de sus objetivos.
Cuando Vidal tenía a tiro a Javier una fuerte voz hizo que Vidal fallara su tiro.
Era Aníbal que le había seguido por todo su camino.
Aníbal.-Señor deténgase, piense que le perseguirán.
Vidal.-Me da igual, yo solo quiero que sufran.
Aníbal.-No se lo permitiré.
En un forcejeo entre Vidal y Aníbal, Vidal salió ganando y logrando asestar un golpe a
su amigo en el costado con un cuchillo que acabaría causándole la muerte.
Todos en el pueblo le acusaban a él. Vidal ver que había matado al único amigo que le
quedaba y viendo que todavía seguían juntos Luisa Fernanda y Javier se fue a meditar al
monte y no vio más que una única salida, el suicidio.
Antes de suicidarse envió una carta a Luisa Fernanda que no decía mas que una única
frase.
No te darás cuenta de esa persona hasta que la pierdes.
Envió la carta por medio de un conocido.
Vidal colgó de una rama de un árbol una cuerda se la ató al cuello y se dejo caer…

FIN



Trabajo de Sergio de las Heras



Trabajo de Daniel López


Trabajo de Adrián Durántez Cuéllar


Sentimientos de Vidal

Querido diario:

Tras la separación de Luisa Fernanda, me siento

desolado y destrozado, con el corazón roto, porque

siento que todo lo que he hecho por ella no ha

servido de nada.

A pesar de que yo la amaba de veras, no pude

conseguir su corazón, porque en él solo había lugar

para Javier.

Ojalá algún día pueda perdonarla por todo lo que me

ha hecho.
 Sentimientos de Luisa

Fernanda

Querido diario:

Me siento triste por haber dejado a Vidal

vísperas de la que iba a ser nuestra boda.

Pero sobre todo lo que más me duele es haberle

abandonado por el arrogante de Javier, que no se

merece mi cariño por lo mal que me ha tratado.

Espero que algún día me perdone por el mal que le

he hecho.






Trabajo de Carlos Montes Martínez

Diario de Vidal:

Desde que mi querida Luisa Fernanda se fue, he estado en mi casa pensando como Luisa
Fernanda se podía haber ido con ese creído de Javier Moreno.

Un día por la mañana me llegó una carta, la leí, ¡Era de Luisa Fernanda! En ella ponía:

Querido Vidal, seguramente estés enfadado por lo que te hice y estarás destrozado, se lo que
sientes. Quiero invitarte a mi boda con Javier el sábado 23 de Marzo. Si quieres ir, allí te veré.

Cuídate

Un beso

Luisa Fernanda

Cuando leí esto último me dio un vuelco al corazón. Me sentía traicionado y despreciado. Yo la
iba a dar todo lo que ella quisiera pero prefirió irse con Javier.

El 12 de Marzo cuando iba a comprar la comida me enamoré de una bellísima dama llamada
Floriana. Al cabo de unos días ella también se enamoró de mí. Y nos hicimos novios.

Cuando llegó el día de la boda yo decidí acudir con Floriana

Cuando entró por la puerta de la Iglesia Luisa Fernanda iba tan guapa y tan bien vestida…que
creía que era la diosa de la belleza. Luisa Fernanda estuvo en el altar esperando a Javier pero
no apareció. Entonces ella se quedó sola y decidí celebrar la boda con Floriana. Luisa Fernanda
se fue a Madrid y allí se suicidó por haber perdido todo lo que más quería en todo el planeta.

Yo me mudé a Madrid con mi esposa y tuvimos 3 hijos:

(2 chicos y 1 chica). Decidimos no engañarnos el uno al otro ni nada que pueda romper
nuestro amor... Llevamos una vida bastante difícil ya que nuestros hijos eran trillizos y los
teníamos que cuidar todos a la vez

Pero eso es otra historia...



Trabajo de Sara Risco Martínez


Querido Vidal:

Te escribo esta vez, porque hoy en día muchos son los recuerdos que
caminan por mi mente, me gustaría que supiera que pronto moriré a causa
de un cáncer. Y me gustaría que supieras que yo siempre te he querido de
una forma, que no sé cómo expresar bien, como amigo, será lo correcto.
Pero Javier me hacía sentir de otra forma, él me hacía sentir que estaba
locamente enamorada.

Todas las mujeres de este mundo alguna vez han estado locamente
enamoradas y ellas me entenderán mejor que nadie, pero era mirar los
ojos de Javier y era como si nada sucediera en el mundo. Cuando él fue a la
guerra no podía pensar que me hiciera eso, pero dicen que en la vida hay que
perdonar y ser perdonado.

Ahora mismo estoy, aquí, sola en mi casa, bueno con una criada que Javier
contrató para mí, ahora no sé si me dijo la verdad y está de trabajo o
simplemente está con OTRA.

Si tu preguntas es si sigo enamorada de él es un sí porque el amor es algo
que nunca se irá, se tú historia la podría haber cambiado, era mejor que no
hubiera sucedido para no haberte hecho daño y no tendríamos que estar
escribiéndonos para contar los sentimientos que sentimos…

También me gustaría que supieras que cuanto más daño te hace una persona
por alguna razón le quieres más, no se si te pasó eso conmigo, o simplemente
empezaste de cero.

PD: Nos podríamos ver pronto para contar más cosas, ¡CONTESTA!

LUISA FERNANDA

Trabajo de Jorge Vázquez














 


Trabajo de Gema Lizana González


Hola, me llamo Luisa Fernanda, y en el último momento cometí el error más grande de mi vida ...
Me voy a arrepentir para toda la vida del tremendo error que cometí, Vidal era una persona muy dulce, y estaba dispuesto a quererme toda la vida, pero ya han pasado cinco años. 
Javier es un hombre con muy poca vergüenza que se sigue yendo con otras mujeres, yo no soy la única… Las demás mujeres me dicen que soy tonta, que no me doy cuenta de todo lo que me está haciendo, y yo aun sabiendo todo lo que yo pienso de él las respondo de manera  en la que él es el mejor en todo y yo le amo con toda mi alma.
Ya lo he hablado con Javier, una vez intenté irme de casa,  él me pilló, me pegó un bofetón en la cara y me dijo que no lo repitiese más.
Él me quiere sólo para él, es un egoísta, y no me deja vivir mi vida,no puedo largarme de esta pesadilla que estoy viviendo con él, cada vez que discutimos me pega, y yo le perdono. A veces  me pregunto... ¿Para vivir lo que estoy viviendo, por qué sigo viviendo? ¿Estaría mejor muerta?...
Siempre te tendré en mi mente Vidal, a pesar de todo espero que hayas sido feliz con otra mujer mejor que yo.
Voy a dejar de vivir, y lea quien lea esto solo digo unas pequeñas palabras muy importantes en la vida:
Hay amores que matan…


Días más tarde encontraron el cadáver de Luisa, se había suicidado para no seguir viviendo esa pesadilla que tanto le atormentaba, esa lucha interna de querer a Vidal, pero por una tontería no poder haber formado una familia perfecta y sufrir por el maltrato físico y psicológico de Javier. 


Esta historia tan pasional se volvió famosa en el barrio, en todo Madrid, en toda la Comunidad, y por fin en toda España...

Vidal, que para empezar una vida nueva se trasladó a un Pueblo de Andalucía.
 Ya había formado una familia con su mujer y tres hijos cuando le contaron esa historia, él muy apenado y rabioso por no tener a Luisa entre sus brazos porque ella había elegido a Javier, fue a buscarle para vengar a Luisa y también para vengarse él.

Vidal murió en su búsqueda ya que tras la noticia Javier huyó del país dejando todo, y sin dar la cara por lo sucedido.


Trabajo de Álvaro Díaz de Oliveira 



Habían pasado ya cinco meses de su separación de Luisa Fernanda, eran las vísperas
de San Antonio y Vidal estaba destrozado, desde que ella se había ido el no había
vivido con energía, estaba muy enfermo, no hacía nada y se pasaba los días llorando.
Hasta que un día recibió una carta:

Querido Vidal:
Muy triste estoy, verdad era aquello que me dijiste,
Javier no me quiere, idiota, ignorante y rata de
cloaca sea ya que no ha cambiado, igual sigue,
arrogante es y, sin importarle sigo.

Destrozada estoy porque, ayer, paseando con

Mariana y Bizco Porras a mis oídos llegó un rumor
el cual decía que con otra estaba él, no, la Duquesa
Carolina no es ya que esta marchó cuando estallara
la revolución, se ha enamorado de una pueblerina,
Anastasia, rubia y joven chica es y en la posada de
Mariana trabaja pero por ser joven no es mejor.

Aún así lo que más me dolió es su intención de aquí

dejarme y a Sevilla con ella escapar, díjome él que ir
a la guerra era su intención pero nada suyo créome
ya.

Decepcionada y furiosa a la vez estoy, segunda

oportunidad quería y ofrecérsela hice, pero él
compensarme debidamente no ha sabido, él cree
que nada soy, sin plata estaba y de la pobreza fue
sacado, sin vida se quedaba y salvársela hice pero
después de todo sin saber valorarme sigue.

Vidal, cuenta me he dado de que mal elegí, aquél
que quererme y cuidarme toda la vida hará serás tú,
aquél que tratarme y compensarme sabrá serás tú y
la persona que bien me tratará y por la cuál no seré
abandonada es la tuya.

Que todavía me quieres sé, una segunda

oportunidad espero recibir,
pasar página conseguir y que
todo esto sea olvidado.

Hasta pronto


Luisa Fernanda.


Al leer la carta, Vidal recobró el dorado tono de su piel y volvió a estar alegre, la
contestó mediante esta carta:

Querida Luisa Fernanda:
Tu carta recibí y al leerla gran satisfacción sentí,
sabía que Javier de fiar no era y varias veces te lo
repetí. Mal mozo era desde la maldita tarde que
conocerle hice, claras eran sus intenciones, la plata
a ti le arrimaba y el amor en otro lado estaba.

Pensado tengo a Madrid ir, San Antonio quiero

pasar allí, pensado tenía otra moza encontrar pero si
todavía me quieres falta no hará. Un regalito llevaré
y a mi persona amada entregaré.

Verte espero en la posada de Mariana, encontrarte

allí gran satisfacción me hará, si allí no estás,
esperando en tu puerta estaré y al salir de tu martirio
juntos nos abrazaremos otra vez.

Mucho te quiero y una segunda oportunidad te

ofrezco, empecemos de cero y nuestra vida como un
cuento será.

Hasta pronto.


Vidal Hernando


Así fue, se encontraron en la posada de Mariana y
estuvieron hablando, decidieron empezar de cero en otro

lugar, Vidal estaba cansado de su vida en el campo y
quería conocer mundo, mientras Luisa Fernanda quería
salir de Madrid porque esa ciudad no le traía buenos

recuerdos. Vidal le vendió su casa en Extremadura a Aníbal
y decidieron irse a vivir a Italia, junto con su suegro,
Mariana y Bizco Porras que también querían cambiar de aires. Embarcaron en
Valencia y después de cuatro días llegaron a Nápoles, allí construyeron una hermosa
casa con el dinero que Vidal había sacado de la venta de su casa y una pequeña
parte del de su suegro, allí tuvieron tres hijos y fueron felices. En cuanto a Javier, leyó
una nota de Luisa Fernanda que le decía adiós:

Las mujeres dejaron de quererle al conocer lo que había hecho y terminó sus días solo
y sin nada como tendría que haber acabado una rata de cloaca, en la calle y sin nada
que llevarse a la boca.

Fin




Trabajo de Enrique Clemente









































Trabajo de Noemí García Anés





Trabajo de Óscar Fernández Morant







Trabajo de Antonio Guerra

CARTA DE DESPEDIDA

Querida amada:

Yo, Vidal con todo lo que he hecho por ti, mi amada Luisa
Fernanda, me lo agradeces yéndote con Javier, un mal hombre,
una mala persona, que se va con quien quiere, cuando quiere y
siempre se acaba saliendo con la suya .Estoy dolido, desalmado,
no solo porque tú, Luisa Fernanda no me quieras si no por el daño
que te pueda volver a causar don Javier, como cuando te dejó por
la duquesa. Espero que te vaya bien, Luisa Fernanda, porque yo se
que contra el amor no hay nada que hacer, por eso te deje ir con
Javier. Yo siento que ya no valgo para nada en esta vida, he
perdido el amor, lo he intentado todo me jugué la vida por ti y por ir
contra Javier, pero de nada me ha servido, ahora me encuentro
vacío, sin rumbo, perdido en esta vida que ya no tiene sentido, no
me vale la pena vivir después de todo. Encima, ayer, recibí una
invitación a tu boda con Javier, me parece un acto muy feo por su
parte, que tengáis valor después de todo lo que he hecho por
vosotros, después de estropearme mi propia boda, que tenga el
valor de invitarme. Le tenía que haber matado cuando tuve le
oportunidad, pero ya no hay nada que hacer. He tenido una idea,
mañana me marcho, como yo ya no sirvo para nada aquí me
marcho a la guerra, donde al menos serviré para algo.

Adiós Luisa Fernanda

Vidal



Trabajo de Elena Gutiérrez Castrosín


DIARIO DE VIDAL HERNANDO-

Querido diario:
Hace más de dos años que no te escribo, concretamente desde la marcha de Luisa Fernanda...
Aún no he conseguido levantar cabeza; la echo muchísimo de menos y no soporto la idea de que el monstruo de Javier la siga haciendo sufrir pero, a estas alturas, todo el mundo sabe que ese imbécil nunca cambiará.
En estos momentos sufro de tuberculosis, sé que no tengo cura y que cualquier día de estos acabaré de vivir. Ya no me queda familia; ni hijos, ni hermanos, ni padres... Solamente me queda ella, Luisa, y por esta razón estoy ahora mismo sentado en un ferrovía camino a ese barrio madrileño donde ocurrió todo. La buscaré por todas partes simplemente para abrazarla por última vez y también, para entregarla el papel que certifica que ella es la nueva propietaria de mi vieja finca de Extremadura, estoy completamente segura que nadie la cuidará mejor que ella el día que yo falte. Sólo espero que sea muy feliz viviendo en ella, con o sin Javier; lo único que le pido a Dios es su felicidad.
Y ahora, sintiéndolo mucho, tengo que dejar de escribir ya que después de un largo y 
pesado viaje hemos llegado a Madrid.

VIDAL HERNANDO.


(Al día siguiente)

Querido diario:
Estoy profundamente triste, sólo quiero morirme y dejar de sufrir de una vez por todas. Al fin llegué al barrio donde conocí a Luisa, pero me encontré con una desagradable sorpresa; casualmente poco después de llegar a la Gran Vía me encontré con Mariana y Rosita, yo estaba muy ilusionado por ver a Luisa así que no tardé en contarlas mis planes aquí en Madrid, pero no me podía ni imaginar lo que había ocurrido desde la llegada al barrio de Luisa y Javier...
Mariana, conteniéndose las lágrimas, me contó la horrrible noticia de la muerte de Luisa. Al parecer, cuando estaban recientemente instalados en la casa de Javier, éste tuvo un comportamiento muy posesivo hasta ella y discutían cada vez más. Y a pesar de que el coronel no paraba de coquetear con Carolina; tuvo un ataque de celos al ver a su pareja charlar con Aníbal. Lo disimuló muy bien en la calle, pero según llegaron a casa empezó a insultarla y a pegarla brutalmente hasta que la pobre Luisa no resistió más...
Ahora yo no tengo nada por lo que vivir, así que pasaré mis últimos días en Extremadura y sinceramente, prefiero no volver a escribir, ya que eso me trae más recuerdos...
Hasta siempre, VIDAL HERNANDO.


Trabajo de Andrea García Martínez

Hola Luisa Fernanda:

Ya me enterado de que te vas a casar con Javier, te escribo para darte la
enhorabuena y para decirte que me dejaste dolido, traicionado, triste y que
sepas que me sentí como de segundo plato.
Hay un refrán que dice mejor solo que mal acompañado.
Ahora si desde todo mi corazón deciros que:
Quiero saber de vosotros y que me alegraría veros para charlar y así os
presento a mi amada, se llama Paula nos conocimos el día que te fuiste con
Javier, es una turista guapa, hermosa, alta y muy educada.
Nos conocimos en el parque de enfrente de mi casa;
-¿Te acordarás de él no Luisa?
Bueno que cuando leáis la carta me contestéis y quedamos a una hora y en un
lugar para los cuatro.

Poco días después Luisa leyó la carta no se la enseñó a Javier, se encerró en
el baño, cogió un bolígrafo y un papel,se puso en el lugar de Vidal y le contestó
a la carta.

Querido Vidal:
Me alegra que me escribas para saber de ti, quiero decirte que me equivoqué
me fui con el tonto de Javier, me di cuenta de que la persona de quien estaba
en realidad enamorada ahora está con otra mujer. Desde que me escribiste la
carta estoy todo el día pensando en lo que pasó entre nosotros.
Voy a hablar con Javier y a decirle que te quiero a ti.
Quiero verte, pero solos túi y yo.

Un abrazo, cuídate: Luisa Fernanda.

Al cabo de unos días quedaron los dos, hablaron de lo que les había ocurrido y
se besaron.
Quedaron en olvidar el pasado y vivir el presente.
Luisa Fernanda se lo comunicó a Javier y se fue con Vidal, se casaron, vivieron
felices y comieron perdices.

FIN


Trabajo de Alicia García

Carta a Luisa Fernanda :
Luisa Fernanda , te escribo esta carta para que sepas cómo me sentí aquel día en el
momento que te fuiste con Javier .
Quería decirte que te dejé marchar con mucho dolor ,me sentí utilizado pero me di
cuenta que para que estar con una persona que no te quiere de verdad ,no poder mirarte
y sentir que me amas , pero sabes ahora después de dos años de haber llorado cada
noche por ti y sufrir tanto durante tanto tiempo ,por fin soy feliz , he conocido a una
persona mucho mejor que  no me fallara nunca ,es una persona increíble he vivido
momentos buenísimos con ella en poco tiempo ,dentro de una semana nos casaremos
por que estamos muy enamorados y de verdad, y no creo que me haga lo mismo que me
hiciste tú ,ya que eres asquerosa y mentirosa .
SUERTE EN LA VIDA :
Vidal.
Luisa Fernanda y Javier se fueron a vivir a Barcelona , al llegar la carta Luisa la leyó y
no se la enseñó a Javier .
Carta a Vidal :
Vidal ,  siento mucho lo que hice no era mi intención pero Javier apareció en un
momento ...que me quedé por un instante pensando en lo que habíamos vivido nosotros,
No podía quedarme contigo lo siento pero ahora somos muy felices Javier y yo .
Y sabes... no me importa tu vida así que déjame en paz y no me insultes .
Me alegro que te cases .... ¡en fin no me importa ! :
Luisa Fernanda .
Al llegar la carta a Vidal ,este se puso rabioso así que la contestó.
Carta de Vidal :
Luisa Fernanda no quiero tus disculpas ya, sabes ,eso lo tenías que haber hecho antes
para por lo menos quedar como una chica educada ,cosa que tú no eres .
¿Piensas que a mi sí me importa tu vida ?¡ PARA NADA !
Seguro que Javier te está poniendo los cuernos ... bueno ya se verá .
No quiero saber nada más de ti :
Vidal
Sin esperar un momento después de leer la carta contestó:
Vidal yo no soy ninguna maleducada y me da igual lo que tú me digas vale ,solo que te
fastidia que te deje así .
Lo que tenemos que hacer es dejar que enviarnos cartas y olvidarnos ya de lo que pasó
en el pasado.
Javier no me está poniendo los cuernos o eso espero ...,pero bueno que me dejes en paz
ya ,no te voy a contestar a ninguna carta más.
QUE TE VAYA BIEN :
Luisa Fernanda.
Y Vidal le respondió por última vez :
Carta de Vidal :
Luisa Fernanda te escribo por última vez , que te vaya bien en la vida .
No tengo nada más que decirte.:
Vidal




Trabajo de Rocío Tamayo Gallo


Querida Luisa Fernanda : 
Hola, te escribo esta carta para explicarte que me siento mal, manipulado, despreciado, traicionado. No sé por qué te has ido,  no me esperaba tu decisión, hice todo lo posible por estar contigo y te has ido con él;estoy dolido, no sé si mi vida tiene sentido ahora que tú no estás.
Lo primero es, que quiero agradecerte todos los buenos momentos que pasamos juntos, que aunque le hayas elegido a él yo te seguiré queriendo.
Espero que seas muy feliz con Javier, que te trate algún día como te he tratado yo,aunque lo dudo, puede que haya cambiado, que se haya dado cuenta de la clase de persona que es.
Quiero que sepas que lo único que me importa es que tú seas feliz y que si algún día quieres volver aquí estaré.
Un beso.
Vidal Hernando.
Querido Vidal : 
Hola Vida, te escribo esta carta para decirte que cometí el mayor error de mi vida volviendo con Javier. Desde que llegué me trataba mal, me ignoraba , no me miraba ni a la cara cuando le habla.
Hace unos 3 meses se fue a una batalla, no ha vuelto todavía. La gente me dice que está con otra, que me olvide de él , que no me quiere. Le escribo cartas y no me contesta, la misma historia otra vez.
No sabes lo mal que me siento por haberte dejado y haber vuelto con Javier, volví a caer en su trampa como una idiota.
Te pido que algún día me puedas perdonar por todo el mal que te hice,
   Un abrazo.
   Luisa Fernanda.


Trabajo de Beatriz Torrijos























Nota:
Los alumnos que deseen conservar su trabajo en el blog deberán corregir las faltas ortográficas antes de que finalice el trimestre.
En algunos las he señalado pero en otras, dado que lo que está subido es una imagen, no me ha sido posible.
Ante cualquier duda, consúltenme en clase.